VIVE LA CUARENTENA EN CALIDAD Y DIFERENTE

Familia Pimentel Suárez. Lcda. Gliderbys Suárez y MSc. José Pimentel. Caracas, Venezuela. 31/03/2020

Hoy vivimos una situación que nos tomó por sorpresa, de la cual no estamos acostumbrados ni forma parte de nuestra rutina familiar. Situación que obliga a enfrentar nuevas dinámicas de vida y de convivencia. 

A los padres nos ha tocado transformar lo negativo de esta situación tan compleja en positivo. Ahora tenemos el tiempo para compartir con nuestros hijos y/o con otros miembros que conforman la familia; sin excusa, ni manifestaciones de cansancio por la jornada de trabajo diaria. Es por ello que nos hacemos las siguientes interrogantes: ¿Cómo adaptarnos a otra rutina a la cual no estamos acostumbrado?, ¿Qué hacer en casa todo este tiempo?… Adaptación, organización y optimismo son claves en estos momentos para hacer que este tiempo en nuestra casa sea un periodo productivo y beneficioso para la familia. 

Este aislamiento nos ha hecho ver una realidad. A pesar de que cada miembro de la familia tiene una vida social distinta, durante esta cuarentena estamos involucrados en un espacio de tiempo y lugar, llamado hogar, válido para encontrarnos con nosotros mismos y nuestros seres queridos. Tiempo de descubrir aspectos valiosos que aún se desconoce de los hijos: talentos, creatividad, personalidad, emociones, entre otros, permitiendo brindar tiempo de calidad, sin prejuicio, ni prototipo, promoviendo la unión, con una atención completa. Es ese tiempo de calidad, el puente que te lleva a descubrir aquello que desconoces. Es un momento propicio para fortalecer los lazos familiares, afianzar valores, la solidaridad y hacer más agradable la convivencia a los niños y jóvenes de la casa.

Vivir este proceso es la más grande manifestación de amor. Es un momento para la escucha, el compartir, los juegos, las bobadas, (¿por qué no?), y acompañar a nuestros hijos en el proceso educativo, el cual se nos presenta como un gran reto que debemos asumir, con nuevo método y nueva forma de enseñanza. Por más corto que éste sea, debe entregarse el 100%, pues no sabemos si se volverá a presentar.

No es casualidad que esta cuarentena la estemos viviendo en este tiempo de cuaresma, tiempo en el que Dios se une a esta batalla que enfrentamos y nos recuerda que no estamos solos ante ninguna circunstancia. Es Dios quien sale con su escudo de justicia y amor a defendernos del enemigo que hoy nos asecha. Como dice el Papa Francisco: “Cada día es una enseñanza nueva; en ella, Dios nos hace entender que sus caminos son perfectos”. “Aprende a disfrutar cada minuto de tu vida. Sé feliz, ahora”. Es ahora y no después, es hoy y no mañana. ¿Qué mayor felicidad que vivir este tiempo de calidad con nuestros hijos y hacer de este espacio un banco de recuerdos inolvidables? 

Durante este proceso, ¿Qué aspectos valiosos has descubierto en tus hijos o en tu familia? ¿Qué te parece si haces una lista del tiempo de calidad que has invertido en ellos? Atrévete a compartir un momento de calidad que hayas vivido con tu familia en este tiempo. Proporcionarle a tu hijo una atención completa demuestra que te importa, que disfrutas estar con él, momentos que no tienen precio, y si va acompañado de besos, abrazos y apurruños lo harás perdurables en el tiempo. Haz la diferencia.