La educación tarea de todos en estos momentos de crisis…

Jean Carlos García Camargo, profesor/administrativo universitario, agente de Pastoral Universitaria. San Cristóbal, Táchira. 27/03/2020

Jean Carlos García Camargo

dscpastoraluniversitaria@gmail.com

     En los últimos días hemos visto con temor y angustia la llegada y propagación del “Coronavirus COVID-19”, declarado pandemia por la Organización Mundial para la Salud. Como medida de prevención el Ejecutivo Nacional ha decretado estado de cuarentena en toda Venezuela, y con esto la suspensión de las actividades académicas y laborales en toda la nación. Esta situación sin duda alguna genera momentos difíciles, marcados por contextos complejos, desafiantes y en constante evolución que ahora nos corresponde afrontar con sentido de esperanza.

     Desde el Secretariado Diocesano de Pastoral Universitaria de la Diócesis de San Cristóbal, queremos animarles en estos momentos que estamos viviendo a seguir trabajado, uniendo esfuerzos para la prosecución del año académico. Si bien en este momento no estamos presencialmente en la universidad, y no nos vemos las caras a diario en los pasillos universitarios, las instituciones no han cerrado, estas siguen desde nuestros hogares a través del trabajo de los profesores y el esfuerzo de los estudiantes, que unen fuerzas para seguir adelante y llevar a feliz término este año académico.

       Desde el Secretariado Diocesano de Pastoral Universitaria, en unión con todas las instituciones educativas de nuestra Diócesis, queremos agradecer a todos los docentes que durante estos días, a través de diversos modos, han desarrollado y continuarán desarrollando estrategias para desarrollar los contenidos programáticos de cada materia. Queremos invitarles a seguir trabajando, y así apostando por un mejor futuro. Somos conscientes de las limitaciones que tenemos (cortes en el flujo eléctrico y servicio de internet, cuarentena social), pero a pesar de ello asumimos el compromiso de trabajar en pro de la educación Universitaria.

     A ustedes, queridos muchachos, les invitamos a aprovechar este momento para ser proactivos, aprovechen para crear, para soñar en grande, inviertan este momento preparando sus exámenes, sean auto didactas y no se dejen vencer por la tentación de desalentarnos, de sentirnos que estamos pasando un momento de encierro. Desde sus hogares este Secretariado Diocesano sigue animándoles y apostando por ustedes.

     Debemos ver este espacio como un momento de crecimiento sin desalentarnos. La fe nos lleva a ver este periodo como un tiempo de gracia en el que no nos dejamos dominar por la prueba, sino que sabemos responder a ella con nuestras acciones. Después de la tormenta viene la calma, por esto debemos prepararnos y aprender de lo que estamos viviendo, asumiendo con calma este tiempo, cuidándonos los unos a los otros. Es una oportunidad para aprender que somos débiles y que necesitamos de la mutua cooperación. Algo muy pequeño puede destruirnos, de allí la seriedad, responsabilidad, y al mismo tiempo la serenidad con la que debemos actuar durante estas semanas.

     Hoy valoramos el esfuerzo y el sentido de pertenencia para con la Universidad por parte de todos quienes la conforman: estudiantes, personal operario, empleado, administrativo y docente, por ustedes seguimos adelante en el cumplimiento de nuestra misión.

Ánimo y adelante… esperamos mucho de ustedes. Sabíamos que Dios nos había regalado muchos talentos…

¿Cuál talento has descubierto en estos momentos de Crisis?