El rol del Maestro frente a una crisis

Juan “Nardi” Garcia, Ibicuy. Entre Ríos. Argentina. 28/03/2020

Puedo decir que en distintas partes de Latinoamérica estamos atravesando un cierto “ahogo social” vinculado a un virus que se ha propagado. Todos sabemos esto. Pero ¿Cómo “abofetea” a la educación primaria ésta particular situación?

Una de las propuestas inmediatas que ha surgido en mi contexto escolar recientemente ha sido la de recurrir nuevamente al uso (digamos más responsable y serio) de las redes virtuales masivas como lo son: Facebook, Whatsap o el correo electrónico. 

La triangulación FAMILIA-ESCUELA-DOCENTE, una vez más se ha virtualmente fortalecido y entrelazado a través de las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación). Mucho tiempo se ha venido pregonando la incorporación de ellas como un diferente recurso educativo, siendo su utilización en algunos territorios, muy “escueta” mientras que en otros, no tanto. Por si acaso, ¿No estaremos transitando la antesala de una alternativa virtual para la escolaridad primaria?

Dicen que en toda crisis además de un aprendizaje se fortalecen las estrategias y la innovación sobre todo mientras se intenta salir de ella. Esta no es la excepción. Gracias a Dios!!! de repente afloraron muchísimas estrategias y alternativas como “nuevas” propuestas de enseñanza aprendizaje, en pos de fortalecer las trayectorias educativas de los alumnos/as. 

Éstas y tantas otras alternativas nos alientan e incentivan a seguir por el camino de una educación inclusiva y que de una manera u otra llegue a todos los estudiantes, niños y niñas. Por supuesto, de una mano extendida que siempre está la de miles de maestros y maestras de una ESCUELA que ha resistido y resiste frente a diferentes “sacudones sociales”.

Honor y gratitud a ustedes mis colegas latinoamericanos por su ardua labor y profesionalización frente a tales adversidades. Dios los bendiga!!!