Mensaje enviado a los Directores y Coordinadores de CECAL, Coordinadores de Pastoral de la Seccional AVEC Valencia.

Rutmery Peñaloza, coordinadora de Pastoral.

Rutmery Peñaloza, coordinadora de Pastoral.

    Reciban un afectuoso abrazo, me parece oportuno tomar una Exhortación del Papa Francisco reciente: “ Los animo a afrontar toda situación, incluso la más difícil, con fuerza, responsabilidad y esperanza”, aunando otras de sus frases tan transcendentales y reconfortantes: “Esto lo pasaremos juntos”…  “activar esa solidaridad y esperanza capaz de dar solidez, contención y sentido a estas horas donde todo parece naufragar. El Señor se despierta para despertar y avivar nuestra fe pascual. 

“Desde mi humilde servicio, y tomando estas palabras tan dulces y llenas de esperanzas, que nos interpela desde nuestro ser en la cotidianidad, animarlos a seguir remando en esta barca donde Jesús viaja con nosotros, el calma nuestras tempestades individuales y colectivas, confiar en el Padre, desde la acción, los discípulos tuvieron miedo y despertaron a Jesús, él desde su amor infinito calmo la tempestad.  Tal vez un día, nos sentiremos apagaditos, angustiados, inquietos, y ¡zasss! aparece un ángel terrenal que en nombre de Dios nos apacigua y nos lleva a la serenidad, a la calma, al siguiente día puede ser que ese ángel se sienta abrumado, y ¡zasss!, es mi turno de ser su ángel para llevarlo a la serenidad…solo así pasaremos esta tempestad, cambiando de roles constantemente, me levantas, te levanto, así avanzamos.  

Tomarse un tiempo para discernir en esta oportunidad que la vida nos está dando, es una experiencia de aprendizaje significativo, es el momento de modificar conductas, haciendo replicas o eco en el otro.  Tomarse un tiempo para escribirle o llamarle a esas personas que día a día están con nosotros, muchas veces invisibles, que alegría recibir un mensaje de mi jefe o de mis colegas, guaooo se acuerda de mí y me demuestra su cariño con un pequeño gesto de amor, imagínese como nos podemos sentir.  

Es lindo cuando la conversación no solo es de trabajo, sino de ¿cómo te sientes tú?…  Dios con nosotros siempre, me nace del corazón quererles, porque sus sueños son grandes, buscan la santidad desde su vocación docente.  Les abrazo virtualmente y sigo orando por todos.