Gozos Del Alma Vs La Superficialidad: Redescubrir Lo Extraordinario De Vivir El Esplendor De La Simplicidad En Cada Detalle.

Autora: MSc. Olga Yriarte.
Profesora Jubilada
Colaboradora de La Pastoral Educativa de la Arquidiócesis Metropolitana de Coro
Activadora del Club de la Tercera Edad: “Bellas con Amor”.

Santa Ana de Coro, Falcón.

Hemos observado que a través del tiempo, el hombre aprende a convivir, elemento que descuidó a principios de su existencia, quizá atado a los sinsabores de quejas y reclamos de la cotidianidad, permaneciendo estoico en pequeñeces que le presenta la vida. Por lo tanto; descuidando, no prestando atención, haciendo caso omiso a la presencia Divina y maravillosa de la Gracia de Dios.

La humanidad alardea de sus recientes conquistas en el campo científico y Cibernético, pero sufre las consecuencias del orden temporal que algunos han querido organizar prescindiendo de Dios. Por esto, el progreso espiritual del hombre contemporáneo no ha seguido los pasos del progreso material. Nos hemos detenido al pensar cada quien en sus lastres o ataduras, convirtiéndonos en seres con conductas muy parecidas al Avestruz, escondiendo la cabeza, por no soportar la realidad que le presenta la vida, dejando pasar y disfrutar los momentos más simples y sencillos

Por consiguiente;  debemos recordar que la misión que venimos a cumplir en el plan y propósito de Dios es servir, y la Iglesia en su Constitución Apostólica tiene el papel fundamental y perenne del Evangelio, unido al de la Familia, Escuela y Sociedad. Este proceso Evangelizador debe cumplirse a través de tertulias familiares, conversación, mesas de trabajo u otros estrategias metodológicas y recursos didácticos en las diferentes barriadas o parroquias para el rescate  de  la fe, en una feligresía que está ávida de contactos pastorales, hablándole sobre temas cotidianos. Esta apertura de cambio vislumbra la esperanza y credibilidad, para así soportar la adversidad y circunstancias jamás previstas en nuestra agenda muy personal, que nos conlleva a reflexionar y refugiarnos en la Oración,  fortaleciendo nuestra fé, creencia en el prójimo, se hace necesario corregir errores para evitar Ameas, culpa o laceraciones en silencio.

Por eso,  cada día que transcurre pongo fé y seguridad en todos los proyectos, especialmente se crecen en la adversidad, dando un mensaje de esperanza a los más necesitados en la escala espiritual, para que superen las dificultades y hacer como las aves, enamorados de la vida, que mueven sus alas, golpeando sus plumas entre sí, produciendo sonidos y melodías como las cuerdas del violín. En consecuencia, debemos recordar y entender la lectura de Águila, circunstancias  donde el águila empuja gentilmente a sus críos a las orillas del nido, donde a veces, nuestra vida nos conduce ante las circunstancias, hacer el papel del águila y sean esas duras circunstancias, las que nos hacen descubrir que tememos alas para volar, y una vida colmada de extraordinarios detalles que contemplar con ojos maravillados.

Cuándo fue la última vez que te regalaste la oportunidad de contemplar los detalles simples, pero maravillosos que existen a tu alrededor?  En estos tiempos de reguardo por la pandemia, haz brindado tiempo de compartir historias, anécdotas, conversaciones gratificantes a tus seres amados?  La intimidad de tu oración con Dios ha sido  fuente de iluminación para encontrar el mensaje aleccionador ante las adversidades?