PACTO EDUCATIVO GLOBAL: “Educar es un acto de esperanza.” – Papa Francisco. Mensaje de las ONG educativas a la sociedad venezolana

“Para educar a un niño se necesita una aldea entera”

Proverbio africano. 

El Papa Francisco nos pide unirnos al Pacto Educativo Global

Las ONG Educativas de Venezuela, convocadas el pasado martes 20 de octubre por el Departamento de Educación del Secretariado Permanente del Episcopado Venezolano, en comunión con la Comisión Episcopal de Educación de la Conferencia Episcopal Venezolana y desde su programa “Educar es Tarea de Todos”, hemos tenido un primer encuentro alrededor de la idea planteada por el Papa Francisco de conformar un “Pacto Educativo Global” y a partir de dicho encuentro, enviamos el siguiente Mensaje de Esperanza a la sociedad venezolana. 

De acuerdo con el Papa Francisco, en su mensaje de relanzamiento del “Pacto Educativo Global” emitido el 15 de octubre pasado, la educación en el mundo sufre la pandemia en todos los niveles del subsistema educativo, mostrando una marcada disparidad en cuanto a oportunidades formativas y disponibilidad de recursos tecnológicos para acceder a ella, a la que se le suma el alerta reciente de organismos internacionales sobre una “catástrofe educativa”, que pone en riesgo de abandono de las aulas a unos diez millones de niños y, también, a unos 250 millones de ser excluidos de toda actividad educativa. 

Recordó el Papa, igualmente, que “la educación es una cuestión de amor y responsabilidad que se transmite, de generación en generación, como antídoto natural a la cultura individualista, que a veces degenera en un verdadero culto al yo y a la primacía de la indiferencia”. 

Finalmente realizó un especial llamado a “los hombres y mujeres de ciencia, de la cultura y el deporte, a los artistas y a trabajadores de los medios de comunicación, para que formen parte de este pacto y, a través de su testimonio y trabajo, promuevan los valores de cuidado, paz, justicia, bondad, belleza, aceptación de los demás y hermandad”. 

Estas palabras traen consigo la importancia de la valentía, la esperanza y la convicción de hacer de la educación algo transcendental para el mundo; por esto pidió que la misma brinde respuesta a siete compromisos personales: 

  1. Poner en el centro de todo proceso educativo, formal e informal, a la persona. 
  2. Escuchar la voz de los niños y jóvenes a los que transmitimos valores y conocimientos.
  3. Fomentar la plena participación de las niñas en la educación. 
  4. Ver en la familia al primer e indispensable educador. 
  5. Educar y educarnos para acoger, abriéndonos a los más vulnerables y marginados. 
  6. Comprometernos a estudiar para encontrar otras formas de entender la economía, la política, el crecimiento y el progreso. 
  7. Salvaguardar y cultivar nuestra Casa Común. 

Un Pacto que nos involucra a todos

El Departamento de Educación del Secretariado Permanente del Episcopado Venezolano, desde su programa “Educar es Tarea de Todos”, logró consolidar el “Encuentro Nacional de Organizaciones No Gubernamentales Educativas”, el cual contó con la participación de 21 Organizaciones. La experiencia sirvió para dar a conocer la labor social que cada una de ellas realiza, entender los desafíos a los que se enfrentan en la actualidad y qué proponen ellas para superarlos.

En una reflexión conjunta a través del encuentro, fue asumido el compromiso por implementar acciones y estrategias, no solo de manera individual como ONG sino, también, como organizaciones de la sociedad civil que trabajan, sinérgicamente, por transformar la realidad educativa en Venezuela. Todo lo anterior con miras a mantener nuestro compromiso de trabajo colectivo, de manera que podamos contribuir en la reconstrucción del “Pacto Educativo” en nuestro país. 

Por ello, asumiendo el camino de convertir a Venezuela en una Aldea Global de la Educación, nos planteamos acciones compartidas producto de la reflexión y de este proceso de sinergia colectiva. Hicimos, en conjunto, referencia a lo importante que es poner a la persona en el centro de todas nuestras acciones educativas y por esto, planteamos nuestros compromisos e ideas en torno a las siguientes áreas de acción: 

El reconocimiento entre nuestras organizaciones 

Creemos en la necesidad de mantener acciones articuladas en el camino del trabajo de nuestras organizaciones de la sociedad civil, por ello es esencial el reconocimiento de las que nos encontramos trabajando en pro de la educación en Venezuela, promover el trabajo en red y las alianzas que conformen, finalmente, la idea que el Papa Francisco nos ha dado y se concreten, pues, las tareas previstas en este “Pacto” y en el encuentro que sostuvimos. 

La labor en materia de promoción de los DDHH 

Es necesario tener el conocimiento y, en primera instancia, la idea de la promoción de los DDHH en nuestros equipos de trabajo y, luego también, promoverlos y darlos a conocer a los beneficiarios de nuestra acción: niños, niñas, adolescentes, jóvenes, mujeres, adultos, familias. Aprovechar las potencialidades que tienen las Redes Sociales para generar campañas, especialmente en esta sintonía de dar a conocer y promover los DDHH, de manera tal que el venezolano pueda entender cuáles son sus derechos para mantener una vida digna. Nuestro deber es articularnos con las ONG y todos aquellos que trabajen a favor de los Derechos Humanos, de tal manera que nos puedan ofrecer formación y acompañamiento. 

Asumir una cultura y visión de paz 

Creemos que nuestro rol como ONG en este tema de ciudadanía, debe ir orientado hacia fomentar la cultura de paz donde, a través de las redes que construimos, promovamos la participación ciudadana y el entendimiento entre todos los sectores de la sociedad, siendo esta tarea la que nos permite trascender en nuestra labor como organizaciones. 

La importancia y el interés en los temas ambientales 

Hemos visto la necesidad de plantear diversos proyectos para involucrar a todos los sectores de la sociedad civil en torno a los temas ambientales, fomentar la formación y multiplicar el mensaje, de manera que podamos llevar a la agenda del día lo que está sucediendo en el mundo. De esta forma, podremos generar el acercamiento a espacios gubernamentales, a nivel estatal y municipal, con iniciativas y programas que contribuyan con la protección ambiental. 

Sobre la fraternidad y el desarrollo 

Como organizaciones hemos iniciado, a través de este “Pacto”, un nuevo camino para desarrollar alianzas y estrategias que, en nuestra diversidad, nos permitan aportar en lo educativo un grano de arena frente a lo que vivimos, lo cual, en el corto plazo, también nos dará luces sobre exigencias y planteamientos necesarios para el fortalecimiento de la ciudadanía y la sociedad venezolana. 

Las ONG asumimos el desafío y nos comprometemos con el Pacto Educativo Global 

Nos hemos comprometido para que nuestros próximos pasos sean garantes del desarrollo del “Pacto Educativo Global”, por ello, de acuerdo a la visión dada por el Papa Francisco, avanzamos en nuestros planteamientos en torno al mañana y cómo, desde nuestra labor, podemos hacer esto realidad, preservando este espacio de encuentro, escucha y diálogo. 

Las diferentes ONG que trabajamos en el Hecho Educativo en sus múltiples variantes (Educación no formal, formación y actualización del personal docente, defensores de la Educación como Derecho Humano, defensores de la dignidad del educador y de sus justas reivindicaciones económicas y de protección social, promotores de la modernización del sistema educativo en sus contenidos curriculares y didácticos, promotores del uso de herramientas tecnológicas presentes hoy en día al servicio de la educación, bienhechores que proporcionan, dentro de sus capacidades, porciones alimenticias que responden a los requerimientos calóricos-proteicos de los niños y jóvenes), que nos hemos encontrado por iniciativa del Departamento de Educación del Secretariado Permanente del Episcopado Venezolano desde su Programa “Educar es Tarea de Todos”, hacemos nuestras las palabras del Papa Francisco, ya que estamos convencidos que nuestros esfuerzos y luchas están dirigidos directamente a la esperanza de nuestro país y del mundo. 

El camino que muchos hemos iniciado hace años y que ahora, ante este llamado del Papa Francisco recogido por la Conferencia Episcopal Venezolana, nos permite proseguir en compañía de otros, algunos que hasta hace pocos días no nos conocíamos y otros que sabiendo que estábamos en esta hermosa senda de la Educación no nos habíamos permitido encontrarnos, ahora nos hemos sentado, escuchado pacientemente, dialogado constructivamente y concientizando que tenemos muchas más potencialidades trabajando en sinergia, respetando siempre nuestras diferencias, llegamos a la mutua comprensión. 

Estos espacios nos han permitido presentar conclusiones que nos servirán como ruta frente a los días por venir, la cual se unirá con el camino ya adelantado por el Departamento de Educación, que en el último año se ha dedicado a trazar la Hoja de Ruta del “Pacto Educativo” en Venezuela y por la labor de las diferentes organizaciones que han aportado, desde sus espacios, la promoción de la educación en el país. 

En medio de lo que vivimos, es necesario mirar hacia adelante con valentía y esperanza; son muchas las ONG dedicadas a la educación en Venezuela y visualizamos hacia el futuro nuestro trabajo en sinergia y en pro de la reconstrucción del “Pacto Educativo Global”, integrándonos en una red colaborativa y asumiendo las cuatro rutas de trabajo planteadas por el Papa Francisco. 

Recordando que debemos concebir nuestro trabajo “desde la convicción de que la educación es una cuestión de amor y responsabilidad”, entendemos que la educación es una herramienta transformadora de la sociedad. Es por esto que en Venezuela hemos de visualizar a las organizaciones sociales como agentes de cambios, y este paradigma debe ser asumido conscientemente por estas y ser planificado para que pueda tener incidencia en la vida del país. 

Todo pasa por la educación, nada está aislado de ella, si queremos asumir la reconstrucción de este “Pacto educativo”, debemos asumir nuestro compromiso con la transformación del país desde la centralidad del ser humano como sujeto de su propio desarrollo. 

“Es hora de mirar hacia adelante con valentía y esperanza. Que nos sostenga la convicción de que en la educación se encuentra la semilla de la esperanza” – Papa Francisco.

Comisión redactora:

Ramón Echegaray. ETT

Herminio Bello. ETT

Yhony Delgado. ETT

Albern Mendoza. Fundación Casa Arturo Uslar Pietri.

María Flores. Fundamad

José Villamizar. UDSE

Organizaciones no Gubernamentales que suscriben el documento: 
Departamento de Educación del SPEV
Centro Comunitario de Investigación (CENCIS)
Fundación  Casa Uslar Pietri
Fundación Amigos del Adolescente (FUNDAMAD)
Fundación Aulas que Hablan
Unidad Democrática del Sector Educativo (UDSE)
ALPANNA
Red Joven Venezuela
Red Venezolana de Organizaciones para el Desarrollo Social (Redsoc)
Huellas Venezuela
Fundación Bengoa
Servicio Comunitario para la Formación Integral (SERCOFI)
Esperanza Joven  
Fundación Creo en Ti
Fundación  Mujer y Ciudadanía
Jóvenes Emprendedores de Venezuela
Núcleo Investigación Educativa UPEL-IMPM
Centro de Investigación Social 
Fundación MMG
Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados (ANDIEP)
Formación y Estudios de las Mujeres (CISFEM)