Que ofrecemos

Acompañamiento de las comunidades o equipos de pastoral: ofreciendo espacios para compartir experiencias, haciendo presencia en las diócesis y custodiando la creación y el fortalecimiento de los Secretariados Diocesanos de Educación.

Formación, a través del programa “Formación Docente” se pretende dedicar una atención especial a los educadores para que comprometidos como Iglesia enfoquen sus esfuerzos hacia la dignificación de la profesión; promoviendo su profesionalización e idoneidad académica y moral; reforzando la mística vocacional, y solicitando de los docentes una esmerada dedicación a su misión.

Animación, a través del programa “Educar es Tarea de Todos” que persigue promover desde la Iglesia acciones que lleven a despertar la conciencia de personas e instituciones para que asuman su  misión educadora; logrando el compromiso de la recuperación moral de la gente y proponiendo con vigor valores que respondan  a la visión cristiana de la  persona y la sociedad.

Educación Religiosa Escolar, a través del programa “ERE” que pretende privilegiar la formación docente y el crecimiento espiritual de los actores del Programa ERE y buscar formas de profesionalización del personal educativo dedicado a esta área. Dar pasos en vistas a la incorporación de personas idóneas de la comunidad  a la tarea de animación y formación en los centros educativos. Organizar y garantizar la formación explícita para impartir la educación religiosa, en los centros de educación superior  de la Iglesia y en las escuelas de educación.